Este artículo, Blackspire, es propiedad de Radec200.

Blackspire es un personaje aparecido en la saga de Mortal Kombat. Debutó como jefe final del último suceso de la nueva línea de tiempo (Mortal Kombat Final Armageddon), siendo definitivamente él, el último villano. También hace un cameo en el cómic no-cannon Mortal Kombat: Dark Future, donde se observa el futuro post-apocalíptico tras el inmenso caos causado por Blackspire, pero con su hermano Death (que también se considera no-cannon, a pesar de ser mencionado simplemente por su nombre en la nueva línea), quien continúa con el caos de Ryan tras la desaparición de este.

Historia

Pre-Aniquilación

Ryan Nogawa nació en un pueblo en las afueras de Hiroshima, aunque no se sabe con exactitud en qué año. Su madre falleció cuando Ryan era un niño todavía, lo que provocó que su padre cayera en la depresión y comience a maltratarlo. Cuando entró a la adolescencia (como a los 19 probablemente), cansado de los abusos de su padre, decide asesinarlo, por lo que abandona su pueblo y emigra a Tokyo.

Allí se une a un clan sombrío (rival mortal del Lin Kuei), donde se convierte en experto en armamento ninja y en todas las artes marciales. Finalmente su vida llegó a su fin aproximadamente como a los 29 años, donde es asesinado por un mercenario. Su alma y su ser descendieron al Netherrealm por haber cometido actos atroces en nombre del clan.

En el infierno adquirió nuevos poderes y capacidades, incluyendo también un cambio notable en su apariencia. Él recibió la visita de los dioses Emperor y Mankind, quienes le ofrecieron regresar a la Tierra a cambio de servir a la misma. Ryan no aceptó y consumió su poder (corrompiéndolos de este modo), convirtiéndose en una entidad divina-demoníaca al mismo tiempo, y ahora podía salir del Netherrealm y acceder a cualquier reino libremente.

No satisfecho con esto, fue por más y más poder. Consumió el poder de muchos Dioses Viejos que ya no están, así como Kochal, entre otros. Incluso fue con el Ser Único y consumió gran parte de su poder, volviéndose híperpoderosísimo.

Ryan permaneció oculto durante todos los sucesos de la línea de tiempo original (él sabe que esta cambió por el Armageddon) y la segunda, esperando la derrota de Evil Krasnodar (al que él mismo corrompió con poder oscuro) para poder mostrarle a los demás reinos el verdadero final: el último Armageddon.


Después del Último Armageddon

Al desmaterializarse durante el Último Armageddon, Blackspire permaneció inactivo durante muchísimos años.

Post-Aniquilación

Ocurrida la Aniquilación, toda la creación fue reiniciada absolutamente por el Nuevo Dios Liu Kang, y eso le permitió al antiguo dios demonio volver a la vida. Sorpresivamente, y al igual que otros guerreros, Blackspire conservó sus recuerdos pasados, ansiando venganza contra quienes sabotearon su plan. 

Regreso

Blackspire, antes de su regreso, pasó 1000 años en una dimensión entrenando sin parar, llegando al punto en el que sobrepasó su propio límite y adquirió la habilidad de transformarse para expulsar más y más energía. Aprovechando que el Universo 1 se encontraba debilitado y en reconstrucción tras la Guerra Caótica y los recientes ataques de Enajira y los Maestros del Mal, Blackspire salió de las sombras dispuesto a matar a cualquiera relacionado a los guerreros que lo detuvieron en el pasado.

Derrota

Luego de haber alcanzado su forma definitiva, Blackspire sometió a toda la Generación-X incluyendo a Blast, quien era el único que podía hacerle frente, acabando con cualquier eventual posibilidad de ser derrotado. Pero el dios demonio, loco de poder, fue víctima de su confianza y no contó con que Baphomet, el nuevo gobernante del Infierno, estaba tramando en secreto un plan para detenerlo y evitar su re-asunción como gobernante del Netherrealm. Baphomet les brindó un poco de su poder a los héroes para que siguieran peleando contra Blackspire, que consiguieron vencerlo empleando técnicas suicidas para posteriormente encerrarlo de por vida en la Zona Rise.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.